FIsysIcono blancoFundación iSYS
XemioLogov6
XemioLogov6
Información para epacientes de cáncer de mama

Una vez se han realizado las pruebas diagnósticas, todos los casos deberían ser valorados en un comité multidisciplinar con la participación de cirugía o ginecología, oncólogo médico, oncólogo radioterápico, cirugía plástica, radiología, anatomía patológica, entre otros, para planificar la mejor estrategia en cada caso.

Los tratamientos sistémicos se llaman así porque llegarán a través de la sangre a todo el organismo. La elección del tratamiento en cada paciente dependerá de varios factores como el estadio de la enfermedad (precoz o avanzada), el subtipo tumoral (luminal, HER2, triple negativo), las enfermedades previas de un paciente, su edad, etc. 

En el cáncer de mama precoz, los tratamientos sistémicos pueden administrarse antes o después de la cirugía. Su objetivo es reducir al máximo el riesgo de recurrencia o reaparición de la enfermedad y eliminar posibles micrometástasis o células cancerosas circulantes no visibles mediante pruebas de imagen. 

En el caso de que el tratamiento sistémico se realice posterior a la cirugía, se llama terapia adyuvante.  

Cuando se administra previo a la cirugía se denomina terapia neoadyuvante y tiene el objetivo añadido de disminuir el volumen tumoral. El tratamiento neoadyuvante permite realizar un mayor número de cirugías conservadoras del pecho. Además, nos permite valorar la respuesta del tumor a los tratamientos que hemos administrado y valorar la necesidad de tratamientos adicionales después de la cirugía. Es la modalidad de tratamiento de elección en la gran mayoría de pacientes con tumores de mama triple negativos, HER2 o con afectación de los ganglios al diagnóstico.

En la enfermedad avanzada, cuando el cáncer se ha extendido a otros órganos (metástasis), siempre será necesaria la administración de un tratamiento sistémico para llegar a todos los sitios donde exista enfermedad. En estos casos el tratamiento no tiene intención curativa, solo pretende frenar el avance de la enfermedad, “enlentecerla” y cronificarla. 

 

 Bolsa Quimio

 

La quimioterapia

La quimioterapia es un tipo de tratamiento que destruye o “mata” a las células que crecen muy rápido, ya que actúa cuando la célula se está dividiendo, reproduciéndose. Cuanto más rápido crezcan las células, cuanto más rápido se dividan, más útil es el tratamiento con quimioterapia.

Sin embargo, no solo el cáncer crece rápido. En nuestro cuerpo hay células normales que se multiplican constantemente; por ejemplo, las de los folículos pilosos (el nido de donde nacen los cabellos), las células de la sangre y las células que están en el interior de la boca o del intestino. El efecto de la quimioterapia sobre algunas células sanas es lo que provoca algunos efectos secundarios, como por ejemplo la caída del cabello. A pesar de ello, las células sanas tienen más capacidad de recuperarse de la agresión de la quimioterapia que las células del cáncer.

Dona en quimio

Contenido relacionado: