FIsysIcono blancoFundació iSYS
XemioLogov6
XemioLogov6
Informació per a epacients de càncer de mama

Teresa Fores, de 49 años y de Castellgalí (Bages, Barcelona), estaba lidiando por quinta vez con su cáncer de mama (HER2+ positivo) cuando se contagió del coronavirus SARS-CoV-2. Tuvo los primeros síntomas el 14 de marzo, cuando hacía menos de tres semanas de su última cirugía, a finales de febrero, y cree que “tenía el sistema inmunitario un poco débil”. Estuvo una semana en cama con fiebre alta, fuerte dolor de cabeza, dolor de huesos, diarrea y muy cansada, sin apenas apetito (adelgazó 3 kilos). También perdió el olfato y el gusto. Necesitó una semana más para recuperarse, pero ahora se encuentra “perfectamente bien.”

teresa fores covid19

Contraer Covid19, la enfermedad que provoca el coronavirus SARS-CoV-2, ha significado para Teresa tener que interrumpir durante casi tres meses el tratamiento contra el cáncer. La última PCR (test diagnóstico) que le han hecho en el Hospital Clínic de Barcelona -donde recibe el tratamiento oncológico- ha dado negativo, por lo que ya no tiene el virus y podrá reemprender la terapia: “Estaba preocupada, pues no he recibido quimioterapia ni radioterapia durante tres meses. Los síntomas del coronavirus no me asustaron, no creía que pudieran perjudicar a mi patología. La verdad es que la enfermedad que he pasado no ha sido nada en comparación con los efectos de la quimioterapia, que en tratamientos anteriores me había dejado muy tocada. Afortunadamente la quimio que ahora recibo (T-DM1) es más personalizada y tres días después del tratamiento ya estoy bien.”

Lo que ha hecho sentir mal a Teresa durante su experiencia con el coronavirus ha sido no haber sido atendida como necesitaba. “Contacté con el 061 dos veces para recibir atención médica y no me volvieron a llamar. Me dijeron que tomara Gelocatil cada 4 horas y que no era recomendable ir al hospital. Me sentí abandonada”. Pasó la Covid19 en casa, cuidada por su marido (que también dio positivo de coronavirus) y sus hijos. 

A Teresa le diagnosticaron el primer cáncer en 2011, y ha tenido recidivas en el 2015, 2017, 2019 y 2020. Su mensaje para las pacientes de cáncer de mama que están inquietas por el coronavirus es “que no se asusten. Creo que han pasado síntomas mucho peores con los tratamientos para el cáncer. La enfermedad que yo he tenido ha sido como una gripe fuerte. Y creo que no ha afectado a mi patología”. Teresa quiere dar las gracias a los profesionales del Hospital Clínic que le tratan el cáncer: "Estoy muy contenta con ellos, no podría estar en mejores manos."

“Me quedé muy sorprendida cuando me dijeron que tenía Covid-19”

La experiencia de Maria Lluïsa Tadeo -que convive con el cáncer de mama desde hace 34 años- ha sido bastante diferente de la de Teresa. Maria Lluïsa, de 74 años, experimentó síntomas bastante inusuales de Covid19. La enfermedad le afectó neurológicamente y se desmayaba con frecuencia. Le ingresaron en el Hospital Vall d’Hebron, en donde le tratan el cáncer, pero a parte de fiebre no muy alta y de sentirse la cabeza “como vacía, con pérdidas de memoria”, no tuvo otros síntomas. “No me enteré de que tenía coronavirus hasta que le pregunté al médico, me quedé muy sorprendida... No pasé miedo, pues me encontraba bien.”

Estuvo una semana en el hospital y dos más en un hotel medicalizado situado en el barrio de Sarrià (Barcelona). Para Maria Lluïsa lo peor no fueron los síntomas, sino la soledad, pues no podía ver a su familia y amigos. “El tiempo que pasé en el hotel me sentí muy sola. Las enfermeras me dejaban la comida y se iban, no salía de la habitación. Aunque era un hotel muy confortable, de 5 estrellas, con una gran habitación con vistas al mar. Mi familia me hizo llegar libros, mandalas y crucigramas para entretenerme. Pero los eché mucho de menos. Yo vivo sola pero me gusta estar con gente.”

maria lluisa tadeo covid19

A Maria Lluisa le ha preocupado, como a Teresa, el hecho de tener que interrumpir el tratamiento de su cáncer -en su caso, quimioterapia en pastillas- durante un mes: “Me preocupaba la posibilidad de que me pusiera peor por no recibir tratamiento, ya que mi cáncer está activo”. Su consejo para las pacientes de cáncer es que, si enferman de coronavirus “se lo tomen con paciencia. Que no tengan miedo y que sigan al pie de la letra las instrucciones de los médicos.” 

Maria Lluïsa cree que ha tenido “mucha suerte” pues ha superado la Covid19 y hace años que vive con cáncer con buena calidad de vida. Sólo tiene palabras de agradecimiento para los profesionales sanitarios que le han tratado: “Hay muy buenos médicos, siempre están estudiando y probando nuevos tratamientos. Son maravillosos, al igual que las enfermeras.” 

Xemio agradece la ayuda recibida por la Unidad de Cáncer de Mama del Hospital Clínic y del Departamento de Prensa del Hospital Vall d’Hebron para contactar con las dos protagonistas de este artículo. 

 

Please login to comment

Comments

  • No comments found