FIsysIcono blancoFundació iSYS
XemioLogov6
XemioLogov6
Informació per a epacients de càncer de mama

quimioterapia

Existen diferentes tratamientos del cáncer de mama y su uso depende, entre muchos otros factores, del tipo de cáncer de mama que padezca cada paciente. La quimioterapia es uno de los principales y puede provocar diferentes efectos adversos a corto y a largo plazo.

¿Qué es y cómo funciona la quimioterapia?

La quimioterapia es un tipo de tratamiento que destruye o “mata” a las células que crecen muy rápido, ya que actúa en general cuando la célula se está dividiendo, reproduciéndose. Tras la desaparición de la enfermedad visible (por ejemplo, cirugía de la mama), se usa para eliminar la enfermedad tumoral microscópica y/o subclínica, es decir, esas células malignas que están acantonadas o circulantes. De esta manera se reduce la probabilidad de recaída. Sin embargo, la quimioterapia también afecta a células sanas que se dividen o reproducen de forma frecuente y esto puede dar lugar a efectos secundarios a corto y a largo plazo.

Paciente

Quimioterapias más utilizadas en cáncer de mama. Podrás encontrar más información sobre estos fármacos en la app Xemio.

Efectos secundarios a corto plazo

Las células más afectadas por la quimioterapia, a corto plazo, son las sanguíneas, las de las mucosas, las de los folículos pilosos, las de las uñas y las del aparato digestivo; lo que produce efectos negativos:

  • Toxicidad a nivel hematológico.
    • Anemia, que genera cansancio por descenso de glóbulos rojos
    • Riesgo de sufrir infecciones por descenso de glóbulos blancos
    • Riesgo de sangrado por descenso de plaquetas
  • Toxicidad de mucosas. Dan dolor, riesgo de sobreinfección y causan dificultades para comer (mucosa bucal) y otros tipos de molestias si se ven afectadas otras mucosas (vulva, ano, conjuntiva del ojo, etc.)
  • Toxicidad a nivel del sistema nervioso central (SNC). Se pueden producir náuseas y vómitos por un efecto de detección del tóxico a nivel del SNC. Además, la quimioterapia puede generar inflamación en el cerebro, lo que provoca cansancio, además de trastornos cognitivos (quimiocerebro).
  • Neurotoxicidad. Toxicidad nerviosa a nivel de manos y pies que provoca hormigueo, disminución de la sensibilidad, dolor y disminución de fuerza.
  • Alopecia, parcial o completa, cambios en las uñas y cambios en la piel. En ésta última destacamos una toxicidad muy característica y específica de determinadas quimioterapias llamada eritema palmoplantar, que es una inflamación, enrojecimiento, descamación, con o sin dolor en palmas y plantas, que puede ser, desde leve hasta invalidante.
  • Dolor muscular y articular y, en bastantes quimioterapias, toxicidad ovárica, que provoca una irregularidad o ausencia de reglas, que pueden o no recuperarse posteriormente. Además, con la retirada de reglas suelen aparecer síntomas menopáusicos, como sofocos, irritabilidad, pérdida de densidad mineral en los huesos, sequedad vaginal, etc.
  • Toxicidad cardíaca. Conlleva cansancio, edemas, ahogo, angina de pecho. Es muy poco frecuente.
  • Neumonitis. Inflamación toxica del pulmón que, en general, se resuelve con tratamiento apropiado. Aun es mucho más infrecuente.

Cada quimioterapia tiene un tipo de toxicidad especifica y por eso, no tienen por qué aparecer todos sus posibles efectos secundarios. De tal manera, que a veces, la quimioterapia no es tan limitante en la calidad de vida como podría parecer antes de empezarla.

  • En cáncer de mama precoz, la quimioterapia puede administrarse antes de la cirugía de la mama, en casos de un tumor grande o con determinados factores de riesgo, o después de dicha intervención. Los fármacos más utilizados son la adriamicina/epirubicina junto a ciclosfosfamida seguidos de los taxanos. Además, los taxanos se pueden prescribir junto a carboplatinos para aumentar la eficacia de la quimioterapia, sobre todo en cáncer de mama triple negativo. Y ocasionalmente, en cáncer de mama triple negativo, si queda algo de tumor después de haber operado, se puede administrar capecitabina
  • En cambio, las quimioterapias más utilizadas en cáncer de mama avanzado, aparte de antraciclinas, taxanos y capecitabina, son la eribulina, vinorelbina, la gemcitabina, los carboplatinos y el cisplatino.

Uno de los efectos de algunas de las quimioterapias que debe valorarse antes de su inicio es el efecto sobre la función ovárica, que puede producir infertilidad. En mujeres jóvenes con deseo de tener hijos hay que hacer una valoración previa al inicio de los tratamientos y contactar con servicios de preservación de fertilidad para realizar las técnicas más adecuadas para cada paciente, como una congelación de óvulos, por ejemplo.

En la siguiente imagen, se describen cómo actúa cada quimioterapia y qué efectos secundarios específicos puede provocar en cáncer de mama precoz y en cáncer de mama avanzado.

Efectos secundarios de las quimioterapias utilizadas en cáncer de mama avanzado

Resumen de los efectos secundarios específicos de cada fármaco.

Otros efectos secundarios de la quimioterapia y/o de la medicación de soporte asociada (medicamentos que damos para prevenir efectos secundarios) son:

  • Dolor de cabeza debido a medicación para evitar los vómitos o a la propia quimioterapia
  • Hinchazón, insomnio, irritabilidad, nerviosismo, excitación, aumento de apetito (debido a la necesidad de administrar corticoides previamente a la quimioterapia endovenosa de cara a evitar reacciones durante la infusión de ésta) estreñimiento, dolores óseos (a veces causado por los taxanos propios o por la medicación que se da para conseguir una recuperación de los neutrófilos más rápida)
  • Flebitis (irritación de la vena por la quimioterapia)
  • Irritación de la piel por la salida de la quimioterapia por fuera de la vía venosa (muy infrecuente)
  • Ardor o pequeñas ulceras en mucosas gástricas (siempre es recomendable tomar protectores de estómago mientras dure la quimioterapia, con excepción de la capecitabina, que interacciona con los protectores de estómago)
  • Inestabilidad, dificultad para enfocar y somnolencia (pueden ser causados por la toma de antihistamínicos para prevenir vómitos, pero también por otros fármacos)

¿Cómo paliar los efectos secundarios más comunes de la quimioterapia?

solti tabla 1

La atención a las toxicidades de la quimioterapia es un trabajo en equipo y es fundamental que la paciente siga las recomendaciones de medidas de prevención y soporte y, en caso de medicación oral, cumpla con las tomas y dosis, consulte en caso de duda y atienda las recomendaciones. Además, es conveniente que registre sus efectos secundarios para informar apropiadamente al médico. En este sentido, la app Xemio es una aplicación que facilita a las pacientes realizar su propio seguimiento, el registro de los efectos adversos y compartirlos con su médico. Descárgate la app en este enlace.

Efectos secundarios a medio o a largo plazo

Aparte de los efectos secundarios inmediatos, la quimioterapia también causa efectos secundarios que pueden continuar durante meses o años. Algunos de estos efectos son la persistencia de neurotoxicidad, la insuficiencia cardiaca, la infertilidad y el síndrome mielodisplásico (“pre-leucemia”) o leucemia mieloide aguda. Tanto la insuficiencia cardíaca como el síndrome mielodisplásico son infrecuentes, particularmente este último, y su desarrollo depende de factores de riesgo de cada paciente.

Además, al terminar los tratamientos más agresivos (cirugía, quimioterapia,radioterapia) suele experimentarse una sensación de cansancio acumulado. Esto, sumado a los cambios en la imagen corporal producidos, a los efectos de la hormonoterapia recién iniciada (si se requiere) y al desamparo que puede sentirse al espaciar cada vez más las visitas, se traduce en una depresión latente, a menudo no autoreconocida, y que suele mejorar con fármacos antidepresivos.

Referencias

  • Ponencia impartida por la Dra. Meritxell Bellet (Vall d'Hebron Instituto de Oncología) en el Taller de Formación para Pacientes con cáncer de mama del 10 de mayo de 2022. Efectos secundarios de los principales tratamientos en cáncer de mama. 

En colaboración con:

LOGO ONCONEWS FONDOTRANSPARENTE

Júlia MassóJúlia Massó
Comunicadora científica y genetista. Divulgo sobre ciencia y salud, su historia e historias en Fundación iSYS. @julia_masso

Artículos relacionados

Cáncer de mama y alimentación: Falsas creencias, mitos y leyendas
Cáncer de mama y alimentación: Falsas creencias, mitos y leyendas
Crónica de la jornada: “La paciente digital y el cáncer de mama”
Crónica de la jornada: “La paciente digital y el cáncer de mama”
Prácticas para manejar el estrés en pacientes con cáncer de mama
Prácticas para manejar el estrés en pacientes con cáncer de mama